logo

Actualidad Noticias

La OCU anima a los consumidores a sumarse a una acción colectiva si se cancelan viajes

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) anima a los consumidores vascos a sumarse a una acción colectiva contra las principales líneas aéreas, plataformas y agencias de viajes en caso de que se hayan cancelado los viajes que tenían previstos por la pandemia de la covid-19, ante el retraso que están teniendo a la hora de cobrar las devoluciones y para evitar recurrir, finalmente, a los tribunales.

La OCU responde a las tres cuestiones que más preocupan a la población de Euskadi sobre viajes y coronavirus, que tienen que ver con el reembolso del dinero de un bono que no se va a usar, el sujeto al que dirigir la reclamación y los plazos para solicitarla.

En este sentido, aclara la forma de actuar en cada caso y anima a los consumidores a sumarse a una campaña para recuperar su dinero perdido con motivo de la cancelación de su viaje.

La Organización de Consumidores afirma que Vueling, Booking e Iberia son, con diferencia, las compañías de viajes más reclamadas desde el inicio de la pandemia por los socios vascos de la OCU, pero apunta que hay muchas otras y la mayoría comparten un mismo problema: las dificultades de sus clientes para recuperar el dinero adelantado por un viaje finalmente cancelado como consecuencia del coronavirus.

De esta problema, según indica, surgen tres cuestiones prácticas, planteadas por los afectados en un reciente Webinar organizado por OCU en Bilbao. En este sentido, a la pregunta de si un consumidor que tiene un bono y no lo va a usar, puede solicitar el reembolso del dinero al vencimiento, la OCU responde afirmativamente.

«Si el bono se ofrecía como una solución alternativa, no obligatoria para el consumidor, podrá reclamarse su reembolso una vez vencido el plazo, que difiere según cada empresa de viajes. Ahora bien, si el bono le fue impuesto por la propia compañía, el reembolso podrá exigirse en cualquier momento», asegura.

Reclamación

En caso de que se hubiera comprado un billete de avión a través de una plataforma (Booking, Rumbo, Edreams, etc), la reclamación debe dirigirse a la empresa con la que se ha contratado. «Por tanto, si se ha adquirido un billete de avión a una plataforma, que es a la que pagó el billete, es a la que puede exigir que cumpla con su parte del contrato y, por tanto, es a la que ha de reclamar, con independencia de que el servicio lo preste un tercero. Posteriormente, la plataforma o agencia, tendrá a su vez derecho a reclamar a la compañía aérea (derecho de repetición)», añade.

Si ha transcurrido mucho tiempo desde que se solicitó el reembolso y aún no ha recibido el dinero, la compañía tiene un plazo máximo de 14 días para proceder a la devolución del importe. Trascurrido ese periodo, el afectado puede presentar una reclamación a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), aunque su dictamen no es de obligado complimiento. La última instancia es recurrir a la reclamación judicial.

La OCU informa de que, «lamentablemente, la recuperación del dinero perdido con motivo de la cancelación del viaje está demorándose en la mayoría de los casos», lo que obliga al afectado a recurrir a los tribunales.

Con el fin de cambiar esta dinámica y tratar de acelerar una solución satisfactoria para los consumidores, la organización de consumidores anima a los afectados a sumarse a una acción colectiva contra las principales líneas aéreas, plataformas y agencias de viajes.

Consulta la noticia original AQUI

© 2021 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías